La adaptación de una de las grandes obras de Mamoru Hosoda

Edición original: おおかみこどもの雨と雪, Ookami Kodomo no Ame to Yuki.
Publicación: Planeta Cómic
Historia original: Mamoru Hosoda
Adaptación: Yû
Precio: 8,95€
Formato: Rústica con sobrecubierta, 168 págs, 3 Tomos

 

 

 

 

SINOPSIS

Una historia sobre una madre y la decisión de sus hijos. Cuando Hana se traslada al campo para poder darles un buen entorno para vivir, se propone no poner barreras a la vida de Yuki y Ame. Ambos son tanto humanos como lobos, la vida que acaben eligiendo debe ser decisión suya, y Hana hará todo lo posible para que puedan elegir aquello que más felices les haga sin que haya ningún elemento externo que les condicione a reprimirse. Wolf Children nos contará la vida y pesares de los tres integrantes de esta familia tan bien avenida.

OPINIÓN

Estamos ante la adaptación a manga de la película con el mismo nombre. Wolf Children nos contaba la historia de una familia ante una serie de cambios que venían de golpe. El manga y la película son dos formatos bien distintos, pero los dos sirven para transmitir el mensaje de la película. En esta ocasión, la vida de esta pequeña familia se traslada al formato del cómic para revivir el mensaje que vimos en movimiento.

La obra empezará mostrándonos la adaptación de Hana a su nuevo entorno, los obstáculos que debe superar, así como las peculiaridades de la vida de campo. No estará sola, ya que la vida de pueblo no es lo mismo que vivir en una ciudad, donde todos son extraños que miran con recelo.

Una vez adaptados, la historia girará en torno a los dos pequeños. Veremos cómo con el paso de los años Yuki y Ame irán reflexionando sobre qué quieren seguir siendo. En ocasiones creerán tener la respuesta, pero sucederán acontecimientos que les pondrán dichas convicciones en duda. Por suerte, con la compañía de su madre irán encontrando su lugar en la vida.

¿Qué sucedería si el secreto sale a la luz?

¿Ser un lobo o ser un humano? Ambos mundos son bien distintos. Y ese será el tema principal de Wolf Children. En uno tocará relacionarse con los demás niños de la escuela, y siempre habrá el temor de que descubran lo que eres y te rechacen. Por otra parte, la madre naturaleza tiene un montón de peligros y para aprender a sobrevivir en ella hay que hacer frente a un montón de peligros.

No es la única película de Mamoru Hosoda que se traslada a dicho formato. Tal y como sucede con otras adaptaciones de sus obras, se logra recrear la belleza y el mensaje de la obra original. Por lo que respecta el dibujo se ha sabido detallar la delicadeza de sus personajes así como las emociones y pesares que irán surgiendo. A su vez, no es una mera recreación de lo sucedido en pantalla, sino, como sucede en este tipo de adaptaciones, al no depender de un límite de tiempo de visualización sino de páginas se ha logrado dar enfoque a ciertos puntos que la película no podía.

La vida en el campo tiene sus propias normas

El hecho de que sea otra persona la que adapte la obra significa que esta podrá dar su visión de una obra ya creada consiguiendo dar lo mismo que conocemos pero con una perspectiva ligeramente distinta. No ofrece tramas nuevas ni diálogos inventados, sino que es con la distribución de las páginas con los que se logra dar nuevos matices que los que ya conozcan la obra sabrán apreciar. Una mirada, un silencio incómodo, otras formas de darnos una perspectiva que quizá no había en la película.

Wolf Children consigue revivir los momentos de la película para aquellos que ya la conozcan, pero también es otra forma de conocer dicha obra para los nuevos. Ambos formatos aprovechan su medio para darnos una historia emotiva que no nos dejará indiferentes. Como Yuki y Ame, todos hemos tenido que elegir en varios puntos de nuestra vida el camino que queremos tomar, y nunca será fácil.

Al final todos quieren disfrutar de su vida