Un viaje al Rock'n'Roll a ritmo de ciencia ficción

"

Edición original: Red Rocket 7 TP USA (1997), Dark Horse
Publicación: Recerca Editorial, Aleta Ediciones
Guión y dibujo: Mike Allred
Color: Laura Allred
Formato: Cartoné, 208 páginas.
Precio: 29,95€

 

 

Sinopsis

Es un alien, es un clon, y lleva una guitarra. En su huída de un lejano planeta conquistado por unos violentos extraterrestres, el Red Rocket Original se estrelló en la tierra. A punto de morir, su robot guardián lo clonó seis veces para asegurarse de que su linaje continuara. Cada uno recibió una característica de la personalidad del Original. Siete recibió su creatividad, así como una capacidad especial para las buenas melodías.

Con una andadura que comienza a mediados de los años 50 y que llega hasta la actualidad, Siete vaga como si fuera un Zelig a través de la historia del Rock ‘n’ Roll, desde Elvis y los Beatles hasta Bowie y T. Rex y de ahí en adelante. A pesar de todo esto, la vida no consiste sólo en divesión, ya que los malvados Enfinitos le están pisando los talones todo el tiempo. Quieren encontrar al Original, y han llegado a la conclusión de que sus hijos son el mejor camino para dar con él. ¡Una aventura de ciencia ficción que se extiende por el espacio, el tiempo, y que de alguna manera se salta la época disco!

Opinión

No os voy a engañar. Desde hace tiempo tengo la sensación de que aquí en ComicOff.es sólo salen reseñas con puntuaciones altas, más concretamente comprendidas entre el 7 y el 8. Empecé a leer Red Rocket 7 con la predisposición sesgada de sacar las cosas malas y que no llegara (qué gracioso) al 7. Pero doy gracias a mi buen gusto gastando dinero porque he vuelto a acertar. No podemos negar que tiene cosas malas, pero pocas obras me han enganchado como esta.

Alterando el orden clásico, empezaremos a hablar del dibujo. Mike Allred aquí dibuja y guioniza, con los colores de Laura Allred. Si por algo es reconocido es por su estilo pop, muy distinto al grosor de sus dibujantes contemporáneos en Marvel y DC (donde ha desarrollado la mayor parte de su obra). Es muy deudor del trazo y la composición del Rey, Jack Kirby, y también tiene grandes influencias del Arte Pop de los 50 y 60.

Hay mucha gente que lo ama, y mucha otra que lo odia; independientemente de ello, su dibujo funciona. Es un grandísimo narrador. Y es ese factor el que hace tan placentera la lectura en Red Rocket 7, independientemente de sus fallos. También hay que destacar la genial adecuación del estilo con lo que nos cuenta la obra. Va genial tanto para un ciencia ficción de un corte tan clásico como para ilustrar la historia del Rock’n’Roll.

Y nunca, sobretodo en un caso como este, se puede obviar el trabajo de un colorista. Y digo en este caso porque el dibujante y la colorista duermen en la misma cama. Algunos dicen que Laura Allred es el verdadero cerebro tras Mike, y es más que probablemente la mayor influencia en la toma de decisiones que un colorista cualquiera con el que no tuviera contacto. El trabajo de Laura, colores planos y llamativos, se adecua a la perfección a los lápices de su marido, dando un resultado final satisfactorio.

 

En cuanto al guión de Red Rocket 7, no hay muchas cosas de las que hablar. Se trata de dos historias en diferente tiempo que se van intercalando. El problema viene cuando el pasado tiene tanto peso que corta bastante el ritmo cuando volvemos al presente, que básicamente sirve para contarnos lo anterior. Además no están del todo bien integradas entre ellas. Si quisiéramos sacarle más punta a las deficiencias que tiene el guión, hablaríamos del final. Mal explicado, precipitado y algo frío. En general, la parte de ciencia ficción es la más floja. Se plantean muchos conceptos en los que no se profundizan, y pierde interés en relación con la parte de la música. Esta cuenta la historia de Red Rocket 7, desde que aparece en la tierra en los 50 hasta hoy, sirviendo de repaso a todo el recorrido del Rock ‘n’ Roll. 

Si bien tiene cosas que denotan la falta de experiencia de Mike Allred guionizando, el cómic se sostiene muy bien y se lee como un tiro. El dibujo, si te gusta el estilo, es lo mejor que vas a encontrar. Está tan lleno de referencias (me apena no haberlas entendido todas) que cualquier amante de la música y de la historia de la música disfrutará como un niño, independientemente de si le gustan los cómics o no.