La autoría de las imágenes utilizadas pertenece a los estudios desarrolladores de los distintos videojuegos reseñados. En este caso,  Nintendo y Behold Studios.

StarFox 64 3DS

De pequeño no jugué a la N64, y los únicos juegos que pude tocar fueron Pokémon Stadium 2, Majora’s Mask y Pokémon Snap. Juegos que ponían en una tienda a la que solía ir, así los niños pudieran probar ciertos juegos. Años después ya tuve acceso a emuladores y pude jugar algún título más como Mario 64, pero nunca he jugado a Star Fox 64. Vamos, que cero nostalgia a la hora de jugar.

Star Fox 64 3D es un simulador de vuelo con mecánicas de un rail n gun, que dan forma al mejor simulador de Star Wars en lo que ha escenas de vuelo se refiere. A nivel gráfico es un colosal lavado de cara con respecto a la versión de 64. Las interfaces, menú, imágenes de los personajes, sus modelados, etc. Todo ha sido recreado partiendo de cero. Una pena la resolución del juego en 3DS, porque me hubiera gustado ver algunos escenarios en una pantalla más grande.

Aunque no estoy familiarizado con la franquicia, la introducción con doblaje al castellano resume lo básico de la franquicia. No son muy fan del doblaje y siendo un juego tan corto, hubiera estado bien incluir un selector de voces.
Metidos ya en el terreno de las pegas, la mayor que he tenido ha sido la cámara. Los controles responden muy bien, pero la cámara tan cerca de la nave me impedía ver más allá de mis narices. Especialmente en ocasiones donde se activa el modo abierto, como el combate contra Wolf en Venom. Pude estar 5 minutos de reloj, sin poder dar un tiro al propio Wolf. En las fase sobre raíles la cosa es más tolerable, pero me gustaría alejar un poco la cámara. Aunque igual esto es cosa de las opciones.

Hablando de la cámara y controles, esas son las mayores novedades del juego (junto a un multijugador). Al empezar una partida, es posible escoger entre el esquema de controles de N64 o el nuevo diseñado para 3DS. Los completistas tendrán que manejarse en ambos, para conseguir las medallas y completar el modo desafío.
Por otro lado, típico de Nintendo, se ha implementado un control de cámara usando el giroscopio de 3DS. De manera que debas mover la 3DS sí o sí. No será del gusto de todos, pero son más opciones para jugar, algo siempre bienvenido.

Dicho todo esto parece que me queje del juego por tonterías, y no. Me ha gustado bastante más de lo que esperaba (salvo el maldito Land Master, que le pueden ir dando fuerte). Los niveles son cortos, las rutas secretas aportan rejugabilidad, la historia hace el apaño como odisea espacial como alternativa furry a Mass Effect, etc. Le veo pegas como cualquiera, aunque muchas cosas funcionan a pesar de ser de un juego de hace décadas. No me ha enamorado como otros juegos este año, pero eso no quiere decir que no haya disfrutado a los mandos del Arwing. Tengo ganas de más Star Fox.

 

Chroma Squad

Aquellos que hayan leído algún artículo mío en Comicoff, o visto mi Twitter; sabrán mi devoción por los adolescentes de colorines luchando contra el mal. Y este juego desde el propio logo reconoce su fuente de inspiración. Plagado de detalles que son una carta de amor al género Tokkusatsu (Power rangers, Godzilla, Gamera, Kamen rider, etc.) y la cultura pop. El malo se llama Lord Gaga.

Se trata de un juego de estrategia por turnos en la que moveremos a nuestros personajes por casillas. Al contrario que otro juego similar como FF Advance Tactics, el juego va muy al grano. El giro en cuánto a las mecánicas, está en que podremos usar un comando de “trabajo en equipo” para ayudar a otros ranger. Será posible impulsar los compañeros y ganar casillas, o poner varios alrededor de un enemigo y desatar ataques más poderosos. A lo largo de los combates, habrá un medidor de audiencia. Cuanto más lleno esté, más contentos estarán los fans. Puede llenarse ejecutando ataques en equipo, piruetas o simplemente por usar habilidades. No obstante esto se aplica a la inversa, puede perderse audiencia por realizar el ataque definitivo muy pronto o perder un ranger en combate. Dicho esto, lo mejor es hacer caso al director, quién pondrá una serie de directrices que de cumplirlas, subirán la audiencia como la espuma.

Cuando todo este despejado, pasaremos a una pelea 1vs.1 a bordo de nuestro propio y personalizable Megazord. En este caso, tendremos un comando básico para encadenar puñetazos pulsando el ratón (todo el juego usa sólo el ratón). Además, en función de las partes de nuestro Megazord, tendremos determinados ataques especiales a nuestra disposición.

Respecto a la historia, no seremos los típicos adolescentes energéticos. Desde el minuto uno podremos escoger color y género de nuestros protagonistas. Cinco dobles hartos de cómo les trata su director, llamado Dr. Culebrón, deciden independizarse montando su propia serie. A partir de este momento deben hacer lo que es probablemente lo más interesante del juego, gestionar la agencia.
Tras cada episodio de la serie (pelea) el juego vuelve al estudio de grabación, en donde comprar materiales, personalizar el equipo y armas de los actores/rangers, modificar el megazord, invertir dinero en el estudio, realizar contratos comerciales que aporten mejoras (audiencia, fans, dinero, buffos para las batallas, etc.); y mi favorito, contestar mails. Por supuesto, de toda nuestra gestión dependerá que el programa sea un éxito de audiencia.

No puedo ser imparcial con un juego que parodia algo que tengo tan interiorizado. Como la serie de los adolescentes en mallas, me gusta incluso por sus chorradas, sus chascarrillos, su guión, el diseño de los malos o los trajes (personalizables también), etc. Tanto en el guión como los mails, se deja ver que es un juego que pretende difundir valores positivos, más allá del puro “heroísmo” de manual. Si os gustan los rangers, dadle una oportunidad, es muy sencillo de entender y jugar.