La serie de baloncesto con habilidades exageradas

Edición original: Kuroko No Basket. 30 Tomos (2015)
Publicación: Ivrea
Autor: Tadatoshi Fujimaki
Formato: Tankobon, 200 págs. b/n
Precio: 8€

 

 

 

 

 

 

 

SINOPSIS

El instituto Teiko era conocido por contar con el mejor equipo de baloncesto, con cinco miembros apodados «Generación de los Milagros». Pero muchos desconocían la existencia de un sexto jugador de gran importancia para el resto de los de su equipo: Tetsuya Kuroko. Él, recién mudado, decide apuntarse al equipo de baloncesto de su nueva escuela, Seirin. Junto a él, estará Taiga Kagami, un «rookie» que ha vivido en USA y cuenta con un físico impresionante. Juntos se marcan como objetivo llevar a lo más alto al equipo de baloncesto de la escuela Seirin, así como derrotar a todos y cada uno de los miembros de la vieja «Generación de los Milagros» en sus nuevos equipos.

Opinión

Estamos ante otra serie de baloncesto. En esta ocasión los protagonistas serán dos: Tetsuya Kuroko y Taiga Kagami y formarán un dúo en la cancha para impulsar al equipo del Seirin en su camino a la gloria. En contraposición a otras series deportivas, más que vencer el campeonato nacional, aquí el objetivo es vencer a la antigua generación de los milagros. Cada uno de los antiguos compañeros de Kuroko se ha ido a otro instituto, y tarde o temprano tocará enfrentarse a ellos.

Kuroko no Basket salió en la misma revista que lo hizo Slam Dunk, y aun siendo ambas series de baloncesto, han creado su propio estilo. Slam Dunk tenía esos diseños adultos de personajes que no eran propios de su edad y en Kuroko se ha apostado por un estilo de dibujo más delicado. Esta vez  los jugadores del Seirin parecen más jóvenes a simple vista, aunque sus habilidades superan las limitaciones humanas. Cada vez que presenten a un nuevo rival de Kuroko, este tendrá una habilidad aún más sorprendente que el anterior, y aun cuando venzan a uno, no se dejará de lado. Toda la generación de los milagros tendrá sus idas y venidas, encuentros y partidos entre ellos para darnos distintas combinaciones a la hora de mostrar sus habilidades.

El Seirin dependerá únicamente del dúo protagonista

Empezando por Kuroko, tiene la habilidad de borrar su presencia durante el partido, pudiendo así ofrecer una serie de pases a Kagami y complementar su juego. Los demás miembros de la generación de los milagros tendrán su propia habilidad especial, cada cual más exagerada que la anterior. Por ese motivo el peso de la historia y los encuentros recaerán en la generación de los milagros y en la pareja de Kuroko y Kagami y aunque se ha sabido dar un trasfondo a cada uno de ellos, se ha dejado de lado a los demás.

Los demás jugadores del propio Seirin así como los compañeros de la generación de los milagros solo estarán ahí para cumplir las reglas de cuántos jugadores tiene que haber en la cancha. Si ya en Slam Dunk los demás pasaban la mayor parte del tiempo en el banquillo, aquí los demás jugadores de la cancha tendrán pocos momentos para lucirse. Habrá capítulos en que darán su granito de arena, pero serán tan pocos que ni de sus nombres nos acordaremos.

Aun así, Kuroko no Basket, es una serie de baloncesto que ha sabido encontrar su propio estilo. Aunque los demás tengan poco peso, tanto Kuroko y Kagami así como la generación de los milagros tendrán sus propios caminos. Empezarán siguiendo una filosofía, y poco a poco, a cada encuentro y jugada encontrarán respuesta a la pregunta sobre qué baloncesto quieren practicar. Una serie deportiva que apuesta por las habilidades sobrehumanas y un estilo más suave de dibujo, por ello si los personajes principales te han llamado la atención valdrá la pena ver los distintos encuentros que el Seirin hará con su nuevo plantel de jugadores.

5 estrellas 5 rivales