La serie de acción con la locura en el epicentro

 

 

 

 

Edición original: Soul Eater. 25 Tomos (2010)
Publicación: Norma editorial
Autor: Atsushi Ohkubo
Formato: Libro rústica, 208 págs.
Precio: 7,5€

 

 

 

SINOPSIS

La historia nos trae a: Maka Albarn, Death The Kid y Black Star; tres jóvenes estudiantes de Shibusen (siglas para “Escuela Vocacional para Técnicos y Armas de Shinigami” en japonés) que deben estudiar día a día para llegar a graduarse como Técnicos de Guadaña Mortal y Filo Demoníaco, capaces de dar sentencias de muerte a humanos que se han desviado del buen camino. Cada alumno (o “Maestro”/”Técnico”), está acompañado de su respectivo compañero que puede transformarse en un arma: Soul “Eater” Evans, Tsubaki Nakatsukasa (perteneciente al clan de las armas especiales), Lizz y Patty Thompson. Juntos, deben lograr devorar 99 almas de humanos malvados y la de una bruja, para que sus armas reciban el título de “Guadañas de la Muerte” y puedan graduarse. No importando el arma que sean, Shinigami Sama los transforma en Guadañas, y al ser liberadas cuando llega el nuevo sucesor regresan a ser sus armas que fueron en un inicio. Pero la vida no siempre es fácil, ni para Técnicos ni para Guadañas, y puede costar trabajo llegar a ser una “Death Scythe”.

OPINIÓN

Soul Eater empieza mostrándonos a nuestros tres grupos principales. Cada uno de ellos está compuesto por un “Maestro” y su “Arma”. Las “Armas” son personas que tienen la capacidad de convertirse en una herramienta para poder segar las almas de los seres corrompidos por la locura. Cada grupo tendrá sus propios problemas y manías, y de forma equilibrada nos mostrarán su progreso en la academia mientras las amenazas llegan y llegan.

Todo empieza con un esquema común, una vida escolar con distintos exámenes y pruebas para nuestros alumnos. Pronto, una conspiración desde la misma escuela desatará la locura por el mundo, corrompiendo y despertando a enemigos tan poderosos que pondrán en jaque la vida de nuestros protagonistas.

Distintos protagonistas. Multitud de experiencias

Lo que más destaca de Soul Eater, es su arte. Tiene un dibujo muy agresivo y característico tanto por sus personajes como la a acción. Y todo estará vinculado de cierta manera con la locura, elemento que persistirá en toda la serie y que se ha sabido retratar de distintas formas. Sea en el diseño de ciertos personajes, la exaltación de emociones o la misma acción, se ha logrado mostrar dicha locura de tal manera que ha sabido encontrar su lugar dentro de las series de aventuras.

Gracias a la variedad de grupos protagonistas de Soul Eater, la historia tomará distintos rumbos, que en ocasiones se unirán y otras se separarán. No sobra ningún grupo y servirán para mostrarnos distintas formas de ver los combates que tendrán. Más adelante se unirán otros miembros de la academia, pero la base siempre serán estos tres.

La locura estará siempre presente

Los enemigos no se quedarán atrás en cuánto diseño y trasfondo y siempre aparecerá otro villano nuevo que aportará su granito de arena en el carisma de sus personajes. Sean dominados o no por la locura, los personajes de la serie destacan en todo momento y no hay secundario que no tenga su momento de gloria. Gracias al estilo de su autor, Soul Eater se separa de las demás historias del género para darnos una historia oscura y divertida.

Un clásico del género en donde  Atsushi Ohkubo ha conseguido crear una estética bien diferenciada del resto, y sumándole a todos los demás elementos de la serie ha creado un imprescindible para todo tipo de lector. Acción dinámica y personajes inolvidables en una historia donde la locura será su mayor protagonista.

Un clásico de las aventuras

Links

Soul Eater – Norma editorial